La ilusión naranaja


by Javier Court

Eurocopa del año 1988.  En el partido final, Marco Van Basten remata de volea prácticamente sin ángulo para sellar la victoria de Holanda 2-0 sobre la Unión Soviética. La naranja mecánica obtiene entonces su único título a nivel de selección de mayores hasta la fecha. 

Traigo este gol y esta Eurocopa a la memoria, porque desde ese torneo en el que jugaban Gullit, Van Basten, Rijkaard, Koeman, etc, es que yo decidí hacerme hincha de Holanda.  Qué equipazo que era!  Gullit y Van Basten parecían de otro planeta y sin embargo esto fue lo único que consiguieron para su selección. 

Dos años más tarde, la naranja  tuvo una discretísima actuación en Italia 90 quedando eliminada en octavos de final contra la siempre poderosa Alemania.  En USA 94, liderados por Dennis Bergkamp jugaron ese espectacular partido de cuartos de final contra Brasil.  Lograron igualar un 0-2 y todo indicaba que se iban a los alargues cuando un tiro libre de Branco en los minutos finales dejó una vez más a Holanda simplemente con la ilusión de seguir avanzando.  Llegó Francia 98 y de nuevo Holanda traía una constelación de estrellas Kluivert, Overmars, los De Boer, Van der Sar, Davids, Cocu, etc daban a pensar a un hincha como yo que este año si iba a darse el título.  ¡Pero otra vez  Brasil!  ¡Esta vez en semifinales y por la lotería de los penales! 

Con la no clasificación al mundial del 2002 y el gran declive que han tenido equipos como el Ajax y el PSV, que dejaron de ser animadores de las competiciones europeas, pensé que estábamos llegando al fin de la era holandesa.  Más todavía cuando en el mundial del 2006 quedó eliminada en octavos de final por Portugal en un partido que creo rompió algún record por todas las patadas y tarjetas rojas exhibidas.

Llega sin embargo la Eurocopa 2008 y una vez más Holanda era ese equipo de ensueño.  ¡¡Cómo no volver a hacerme hincha!!  Si en la primera ronda apabulló y humilló con sendas goleadas a los dos finalistas del mundial anterior Italia y Francia.  Todo indicaba entonces que esta nueva Holanda, en la que ya aparecían los Sneijder, Robben, Van Persie, podía ser de nuevo la naranja mecánica y repetir el título logrado 20 años antes.  Sin embargo en cuartos de final cayeron contra la sorpresa del torneo Rusia en tiempos extras.  

Llegamos entonces a este mundial.  La “oranje” llegaba clasificada sin despeinarse.  Ganando absolutamente TODOS sus encuentros de eliminatorias. Sin ceder ni un solo punto y recibiendo apenas DOS goles en toda la eliminatoria.  Sin embargo, no llegó como favorito.  No aparecía en los pronósticos de nadie y cierto es que aparece en mi polla (quiniela) como finalista y obviamente como campeón.  Pero les voy a ser honestos, esa polla no la llené con la cabeza sino con el corazón.  Reconozcámoslo, Holanda llegaba con Arjen Robben su principal figura lesionada.  Con un Van Persie apenas recuperado de otra lesión.  Con un enigma en el arco que fue monopolizado por Van der Sar en la última década y que decidió retirarse a sus casi 40 años, para dar paso al que era para mí antes del mundial un desconocido Stekelemburg.  ¿Quizás entonces Sneijder, que venía de ganar la Champions League con el Inter, iba a ser el referente de esta selección?  ¿Será que aparecen entonces los Kuyt y Van der Vaart de discretísima actuación en este año con el Liverpool y Real Madrid respectivamente?  Mayor fue mi sorpresa todavía cuando veo a Gio Van Bronckhorst saltar con la cinta de capitán en el partido de su debut contra Dinamarca.  ¿Sigue jugando?  ¿No se retiró ya hace un par de años?  Ganó sus dos primeros partidos contra Dinamarca y Japón y fue si no me equivoco la primera selección en calificar a octavos de final.  Sin embargo mis dudas seguían. No la veía como un equipo contundente ni avasallador.  El partido final de la fase de grupos contra Camerún fue de mero trámite, sin embargo lo ganó y sirvió para dar minutos al recuperado Robben.

Pasamos entonces a la segunda fase y Holanda seguía sin aparecer en los pronósticos de nadie (y eso que le tocó el cuadro fácil).  Despachó sin problemas a Eslovakia en un partido en el que ya empezó a aparecer como figura el portero Stekelemburg. Debió haber terminado 2-0 pero un penal en los descuentos hizo que el resultado aparezca como que el partido hubiera sido más apretado de lo que realmente fue.  Seguía Holanda sin llamar la atención y todos (incluyéndome) daban por descontado que una vez más iban a quedar eliminados por su verdugo en los mundiales Brasil.  Hasta el minuto 50 parecía que una vez más la ilusión se quedaba a costa de los cariocas.  ¡Qué partido más raro! En 15 minutos la que es a mi juicio la mejor defensa del mundo encajó dos goles increíbles.  Entre Julio César y Felipe Melo se encargaron primero de que un tiro/centro de Sneijder termine en las redes y luego esta gran defensa permitió que el diminuto Sneijder cabecee en el AREA CHICA luego de un corner de laboratorio ejecutado por Robben y peinado en primera instancia por Kuyt.  Brasil terminó de perder la cabeza, Felipe Melo se hizo expulsar tontamente y el tema que terminó con baile pudo haber terminado en goleada.  No lo podía creer.  ¿¿Holanda ganó?? ¿¿Pero si el primer tiempo daba para que Brasil golee?? Destaco aquí la tapada de Stekelemburg en el primer tiempo a Kaká.  La tapada de la clasificación para Holanda ya que si se ponía 0-2 no hubiera tenido forma de reaccionar en la segunda mitad. Paso a semifinales listo y la mesa servida para despachar a Uruguay o Ghana.

El partido de Holanda contra Uruguay creo que describe en resumen lo que ha sido la naranja en este mundial.  Sin brillar, sin llamar mayormente la atención, pero TREMENDAMENTE efectivo y encontrando goles en los momentos justos.  Esta vez definió el partido en cinco minutos y otra vez con una jugada bien rara.  Me refiero al segundo gol de Sneijder que entre todos los rebotes y fueras de juego no se todavía como ingresó.  Porque el primer gol de Gio es un monumento a la perfección.  Gran remate del veterano que dejó al pobre arquero uruguayo sin siquiera la posibilidad de culpar a la Jabulani.  Debe entrar entre los cinco mejores goles de este mundial.  El tercer gol es una gran jugada colectiva definida por un totalmente recuperado Robben.  Una vez más Holanda sufrió un gol en los descuentos que en esta ocasión si que puso a sufrir a más de uno. Sobretodo cuando los 3 minutos de adición de pronto se convirtieron en 5 y con un Uruguay que ya nos había demostrado que estaba con la suerte de su lado y listo para las hazañas. 

Partido finalizado, Uruguay derrotado.  Al igual que en el 74 y 78 Holanda llega a la final del mundial.  Llega este año sin que le sobre nada, sin el membrete de favorito que llevó en el 74 pero con la ilusión de millones de holandeses e hinchas de otros países que queremos que este mundial sea el de Holanda.  El partido contra España va a ser muy difícil.  Una España que se quitó el peso de encima de ser el favorito del mundial luego de perder el primer partido y que no me terminaba de convencer hasta el partido de semifinales en que anularon y ganaron a quien pensaba yo que iba a ganar el mundial, Alemania.  El domingo nos espera una gran final.  Me alegra que tengamos un nuevo campeón y espero que no sea el Barca, digo España.  Ahora nos queda esperar hasta el domingo para ver si los Sneijder, Robben y compañía logran lo que los Cryuff y Neskeens no lograron y estuvieron tan cerca en la década de los setenta.  Lo que sí, si alguien no quiere esperar hasta el domingo, el viernes el “pulpo Paúl” dará su pronóstico.  Lo que es yo, doy mi pronostico con el corazón… HOLANDA CAMPEON!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: